Categorías
Novatierra

¿Computación espacial o metaverso? El resurgir de una larga historia

¿Por qué lo llaman computación espacial cuando quieren decir metaverso?

El metaverso, tras un auge de entusiasmo inicial, se encuentra en una fase de revaluación y transformación. En un reciente artículo de George Lawton para TechTarget titulado «Is the metaverse dead? Here’s what happened and what’s next», publicado el 7 de marzo de 2024, se plantea que, aunque el interés mediático en torno al término «metaverso» haya disminuido, la tecnología y sus aplicaciones continúan evolucionando.

El metaverso se está reformulando de una noción altamente idealizada a una infraestructura tecnológica en desarrollo con aplicaciones concretas. Mientras el entusiasmo inicial quizás se alimentó de proyecciones futuristas y especulativas, el enfoque actual está más arraigado en el progreso tangible. Con avances en realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta, el metaverso muestra un potencial claro para revolucionar campos como la formación empresarial, la simulación de procesos industriales y la mejora de la experiencia del cliente, entre otros. Este proceso de maduración refleja una transición hacia un aprovechamiento práctico de las capacidades del metaverso, con una visión más alineada a las necesidades y posibilidades actuales de la sociedad y la industria.

El artículo de Lawton viene acompañado de un gráfico que representa la historia del metaverso desde 1938 hasta 2024, destacando innovaciones clave y desarrollos tecnológicos que han definido el concepto y la aplicación de la realidad virtual y otras tecnologías y conceptos a lo largo de los años. Incluye los orígenes literarios del término, avances en la tecnología de realidad virtual y realidad aumentada, el nacimiento de plataformas sociales virtuales, la introducción de criptomonedas y la inversión en hardware y software que llevan la computación espacial más cerca de la experiencia cotidiana.

Los hitos señalados reflejan un camino progresivo hacia una integración más rica y profunda de lo virtual en nuestras vidas diarias, con implicaciones que abarcan desde el entretenimiento hasta las aplicaciones industriales:

  • En 1938, el poeta y dramaturgo francés Antonin Artaud utilizó por primera vez el término «realidad virtual» en su colección de ensayos «El Teatro y su Doble».
  • 1984 marca el nacimiento de la realidad virtual (VR) moderna cuando Jaron Lanier funda VPL Research.
  • Neal Stephenson acuñó el término «metaverso» en su novela de ciencia ficción «Snow Crash» de 1992.
  • En 2003, Second Life, un mundo virtual 3D que permite a los usuarios explorar, interactuar y comerciar, fue lanzado por Linden Lab.
  • Google integra mapas en Street View en 2007, permitiendo la exploración virtual del mundo real.
  • El modelo de gacha en videojuegos se popularizó en 2010, basado en la monetización de artículos virtuales.
  • En 2012, el término «bitcoin 2.0» fue acuñado tras la introducción de Colored Coins.
  • Oculus Rift se lanza en Kickstarter en 2012, marcando un hito importante en el acceso a la VR asequible para las masas.
  • Facebook adquirió Oculus en 2014 y comenzó a escalar la infraestructura 3D para apoyarla.
  • Ethereum se lanza en 2015, facilitando la creación de aplicaciones descentralizadas en blockchain.
  • Pokémon GO trae los juegos de realidad aumentada al mundo real en 2016.
  • Fortnite se convierte en el juego virtual compartido más popular en 2019.
  • Microsoft presenta la plataforma Mesh en 2021, prometiendo sincronizar colaboraciones virtuales.
  • En 2022  Nace el Metaverse Standards Forum, un foro internacional de interoperabilidad para la creación del metaverso.
  • En 2023 emergen Neural Radiance Field (NeRF) y la división gaussiana (gaussian splatting), mejorando el renderizado de contenidos en el metaverso.
  • Apple anuncia Vision Pro en 2024, instando a los desarrolladores a evitar llamar a sus experiencias «metaverso» o «VR».

Cada uno de estos puntos representa un avance significativo en la construcción y conceptualización del metaverso como lo conocemos hoy. Pero, ¿qué ha pasado con el término «metaverso»?

Historia del metaverso

Pérdida de brillo de un término que durante décadas inspiró a los pioneros

El concepto del metaverso es anterior al cambio de nombre de Facebook a Meta en 2021, como hemos visto, remontándose a visiones futuristas de interacción digital y entornos virtuales inmersivos descritos en la literatura y en los primeros desarrollos tecnológicos. El adanismo en la industria, una tendencia a presentar ideas antiguas como novedades, ha sido notable en la evolución del término.

El artículo de TechTarget identifica varios factores que explican por qué el metaverso no ha cumplido las expectativas iniciales y ha provocado que el término metaverso haya perdido su fuerza original:

  • Expectativas no cumplidas: Las promesas ambiciosas de líderes tecnológicos como Zuckerberg superaron lo que la tecnología y la preparación del mercado podían ofrecer, y la visión ambiciosa superó el desarrollo práctico y las tasas de adopción de los consumidores.
  • Resistencia del consumidor: El concepto del metaverso puede haber parecido demasiado futurista o especializado para atraer a los consumidores masivos, especialmente en sus primeras etapas.
  • Contratiempos tecnológicos y financieros: La caída de los mercados de NFT y criptomonedas disminuyó el entusiasmo por los activos digitales en el metaverso. Además, las pérdidas financieras significativas, como la inversión de miles de millones de dólares de Meta sin retornos tangibles inmediatos, han creado una percepción negativa.
  • Retirada corporativa: Retiros por parte de algunas compañías de alto perfil y una aparente tendencia de la industria a reducir los proyectos del metaverso reflejan un escepticismo más amplio y una reevaluación de la viabilidad comercial inmediata del metaverso.
  • Auge de la IA generativa: El surgimiento rápido y el interés en las tecnologías de IA generativa han desviado la atención y los recursos del metaverso, capturando el interés público y la inversión.

Una parte de la disminución del interés en el metaverso se debe a la interpretación del término, argumenta Louis Rosenberg, CEO de Unanimous AI. Considera que los medios tomaron el concepto demasiado literalmente, creyendo que el metaverso implicaba un mundo puramente virtual para una sociedad paralela. Sin embargo, eso no es lo que Meta proponía, ni lo que la industria perseguía. A lo largo de los años, la industria ha utilizado términos como mundos virtuales y realidad aumentada para describir tecnologías inmersivas. El interés por el metaverso creció cuando Facebook cambió su nombre a Meta, sugiriendo un mundo persistente para actividades digitales cotidianas.

Ahora, la industria está adoptando una visión más amplia de la computación espacial y la realidad mixta. Rosenberg ve positivamente la adopción por parte de Apple del término computación espacial, pero advierte contra la supresión del lenguaje técnico establecido. El auge de la IA generativa refuerza la tendencia hacia un espacio digital inmersivo que puede enriquecer nuestro mundo físico a gran escala.

Qué viene ahora: el futuro del metaverso (o la Web 4.0 según la terminología de la UE)

La evolución tecnológica, con avances en realidad aumentada (AR), realidad virtual (VR) y tecnologías de realidad mixta (MR), está cimentando las bases para experiencias en el metaverso más inmersivas y accesibles. El lanzamiento del «ordenador de computación espacial» Vision Pro de Apple podría marcar el comienzo de una nueva era de experiencias digitales inmersivas y hacer que el metaverso sea más accesible e interesante. Esto, unido al ecosistema de Apple, podría fomentar una ola de innovación en el metaverso. Pero hay muchos otros competidores en la arena trabajando desde hace años en esta naciente industria que no sólo han puesto los cimientos, sino que van a seguir ofreciendo también avances y contenidos.

Hay un enfoque creciente en la convergencia físico-digital y en aplicaciones empresariales e industriales, que va más allá del entretenimiento para consumidores y promete transformar la operación y el diseño de productos en negocios, con aplicaciones prácticas como la formación en realidad virtual, gemelos digitales para la fabricación y la realidad aumentada para asistencia remota. Esto indica un cambio en la narrativa del metaverso hacia un ecosistema más matizado y multifacético.

El creciente interés de los consumidores en el hardware de realidad extendida, así como de experiencias inmersivas que poder disfrutar con ellos, y, en el caso de Europa, el anuncio de una estrategia para liderar el desarrollo de la Web 4.0 y los mundos virtuales por parte de la Comisión Europea, sumada al auge de la Inteligencia Artificial Generativa y su regulación capaz de ayudar a construir de forma eficiente contenidos para el metaverso, anuncian un nueva etapa dorada.

El desarrollo de la estandarización es fundamental para el futuro del metaverso, un esfuerzo liderado por The Metaverse Standards Forum, que busca unificar criterios y tecnologías para facilitar la interoperabilidad y la cohesión entre diferentes plataformas y experiencias virtuales.

¿Computación espacial o metaverso? Prefiero «metaverso»: hoy nos maravillan las posibilidades ofrecidas por dispositivos avanzados como Vision Pro, Meta Quest 3 y otros, y asignamos involuntariamente a «computación espacial» una serie de atributos casi mágicos (olvidando que la base estaba ya desarrollada hace años). Pero en el futuro vendrán otras tecnologías, nuevos productos de acceso a contenidos fantásticos en esa realidad mixta que une ya lo físico y lo digital, y por supuesto también nuevos «términos descriptivos» que usarán las empresas para diferenciarse de la competencia y hacer olvidar la herencia de pasados avances. Metaverso es más integrador, suma tecnologías, contenidos, dispositivos de acceso y personas, y al mismo tiempo sigue siendo inspirador: un universo que corre en paralelo al nuestro, que lo amplía, completa y le da nuevas posibilidades mientras sigue evolucionando.

Para leer el artículo completo de George Lawton en TechTarget y obtener más detalles puedes visitar el siguiente enlace: Is the metaverse dead? Here’s what happened and what’s next.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad